Noticias
Buscador
Noticias del Ayuntamiento
Atrás

PROBLEMAS DE PRESIÓN EN EL AGUA DE RIEGO DE LA URBANIZACIÓN "EL SOTO" EN ALDEAMAYOR DE SAN MARTÍN (también válido para otros sectores)

Imagen PROBLEMAS DE PRESIÓN EN EL AGUA DE RIEGO DE LA URBANIZACIÓN "EL SOTO" EN ALDEAMAYOR DE SAN MARTÍN (también válido para otros sectores)
Del mismo modo que si todos los ciudadanos de Valladolid quisiesen, el mismo día a la misma hora, retirar todos los ahorros que tuviesen depositados en las entidades bancarias de la ciudad, no podrían facilitárselo, por muy suyos que fuesen éstos, o si todos los vehículos de una ciudad quisiesen pasar por una misma calle a la vez, esto sería imposible, por mucho impuesto de circulación que abonasen, o todos los ordenadores de una oficina quisiesen subir o bajar documentos de la red a la vez, o la noche de Nochevieja es imposible mandar mensajes telefónicos entre las 23:55 y las 24:10h, resulta imposible que todos los vecinos de cualquier urbanización rieguen sus jardines de forma simultánea con suficiente presión. El Reglamento regulador del Servicio de suministro de agua en el término municipal de Aldeamayor de San Martín, establece como absolutamente prioritario el uso destinado a alimentación, aseo e higiene sobre otros como el riego de zonas verdes (siendo, en este caso, prioritario el de las públicas/comunes sobre el de las de titularidad privada) o el llenado de piscinas. (http://www.aldeamayordesanmartin.ayuntamientosdevalladolid.es/?q=node/1187). No obstante, desde esta Entidad Local, año a año, se intentan mejorar las infraestructuras de modo que se pueda asegurar cada vez el aporte de un mayor volumen de agua, instalando bombas más potentes en las lagunas, posibilitando trasvases de agua potable en los depósitos para su destino a riego, iniciando el procedimiento para poder reutilizar las aguas depuradas para el riego de una de las zonas verdes de la urbanización, adecuando los jardines municipales a un menor consumo de agua, etc. Habitualmente, durante el mes de mayo, en años anteriores, los consumos medios diarios de agua destinada a riego en "El Soto" (tanto de zonas privadas como comunes) oscilaron entre 270 y 360m3/día, ascendiendo hasta cifras medias de unos 800m3/día en los meses de julio y agosto. Este mes de mayo de 2015 han sido habituales consumos de 600m3/día, ascendiendo a cifras record en días como el pasado lunes 1 de junio, en el que se alcanzó un consumo de 900m3. Pese a lo que pueda parecer, el problema no es tanto la escasez de agua (aunque las lagunas únicamente aportan volúmenes de agua de 200-300m3/día para riego, suficientes para cubrir las demandas durante los meses de octubre a mediados de mayo), puesto que puede verse que se han podido suministrar 900m3 de agua de riego en un mismo día (además de la abastecida como agua potable), como que los consumos se concentren en una misma franja horaria. Así, el Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín, en la Urbanización "El Soto", tiene establecida una presión de 4-4´5 atm de salida, lo que permite entregar el agua de riego a los vecinos y zonas verdes comunes a una presión suficiente para que asciendan los difusores; sin embargo, si buena parte de los riegos se activan a la vez (en horarios clave como son las 20:30h), la presión desciende en la red hasta cifras cercanas a las 2 atm. En esta situación sólo son viables las siguientes soluciones: * Efectuando un riego más racional: regando menos, de madrugada,... * Manteniendo limpios y en buen estado los filtros, llaves,... de las acometidas particulares. * Diseñando mejor los riegos de los jardines: priorizando los riegos por goteos sobre aspersores y difusores (el propio Ayuntamiento, en el núcleo urbano, ha ido sustituyendo muchas zonas de aspersores por goteos, con el consiguiente ahorro de agua y evitando que se regasen aceras y viales y quedasen cercos amarillos en los céspedes, como en "La Lanchuela"). En muchas ocasiones, para que funcionen aspersores/difusores, o bien se individualizan sectores pequeños para que se rieguen de forma progresiva, o bien se debe instalar un depósito en altura o un pequeño equipo de presión en la parcela en cuestión (en el núcleo urbano, en la Avda. de Valladolid se han tenido que subdividir los riegos en varias zonas, pues desde hace años resultaba imposible dotar de presión a la vez a riegos y a vecinos). * Diseñando mejor los propios jardines: priorizando especies autóctonas (pino, encina, aromáticas, frutales, Elaeagnos, Tamarix, jaras,...) sobre céspedes y especies con grandes requerimientos de agua. Ejemplo de este tipo de jardines son, en Aldeamayor, el espacio verde de 7.500m2 situado en La Lanchuela o, ya en Valladolid, Las Contiendas y el entorno del nuevo edificio de las Cortes. * No utilizando el agua de riego para el llenado de piscinas: el agua de riego procede en buena parte de agua de las lagunas, no apta para consumo humano, por lo que no es en absoluto recomendable utilizarla para las piscinas (en las que niños pueden tragar el agua) o para dar de beber a los animales. * Aumentando la presión en la red hasta 4 atm (actuación que ya se ha realizado). * Poniendo en marcha un sistema de riego de extensas zonas verdes comunes con agua depurada reciclada: el pasado ejercicio se habilitaron parte de las infraestructuras necesarias y este ejercicio, una vez aprobado el presupuesto de inversiones (entra en vigor la próxima semana), se redactará el correspondiente proyecto técnico, se implantará un nuevo filtro y se obtendrá la autorización de Confederación Hidrográfica del Duero. Esta intervención permitiría gastar unos 200m3 menos de agua de riego y no quitar presión a las viviendas cercanas a la amplia zona verde de las lagunas (nota: en ningún caso el agua depurada llegaría a ninguna vivienda). * Efectuar los riegos no coincidiendo con los horarios de riego de los demás vecinos y de las zonas verdes comunes de la Urbanización. En este sentido, según información facilitada por el EUC del sector, los horarios en que éstos efectúan los riegos son (y, por tanto, es menos recomendable regar las parcelas privadas): o Praderas: Lunes, miércoles y viernes, de 11:00 a 15:00 y de 19:00 a 01:00h. o Césped: todos los días de la semana, excepto el viernes, en horario similar al señalado para las praderas: de 11:00 a 15:00h y de 19:00 a 01:00h. * Restringir, de forma general, durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, el suministro de agua de riego entre las 12:00 y las 16:00h: de este modo, en unas horas en las que ecológicamente no tiene sentido alguno efectuar riegos, pues la evaporación es máxima y la eficiencia mínima, se permitiría la recarga de los depósitos y de las lagunas (para emergencias las viviendas disponen de agua potable). A partir de las cuatro de la tarde habría que intentar que no todos los riegos de la urbanización se pongan en marcha entre las 16 y las 18h, sino de forma progresiva, siendo recomendable de madrugada, entre las 24h y las 8h (de modo que praderas y céspedes comunes podrían regarse de 8 a 12h y de 16 a 24h). A buen seguro todas estas medidas propuestas redundarán en un uso ecológicamente más adecuado del agua y en un mejor servicio, más aún en un verano extremadamente seco como el que se avecina. En Aldeamayor de San Martín, a 5 de junio de 2015, Día Mundial del Medio Ambiente.