Noticias
Buscador
Noticias del Ayuntamiento
Atrás

INFORMACIÓN SOBRE SUMINISTRO DE AGUA A LA URBANIZACIÓN “EL SOTO”

Imagen INFORMACIÓN SOBRE SUMINISTRO DE AGUA A LA URBANIZACIÓN “EL SOTO”

Ante la insuficiente disponibilidad de agua en la Urbanización “El Soto”, detectado durante los últimos años en verano en los días de consumo máximo, dado que la concesión de agua en la captación del Río Duero otorgada por Confederación Hidrográfica del Duero para todo el término municipal todavía dejaba cierto margen entre el caudal otorgado y el realmente utilizado, este Ayuntamiento impulsó la ejecución de unas obras de cierta entidad (valoradas en más de 400.000€) que permitiesen incrementar el volumen de agua procedente del Duero en un 50%, hasta 100l/s. Hace dos meses concluyeron las obras ejecutadas por DEINCASA-Metrovacesa a través de Conedavi, S.L. y se encuentran en condiciones de ser puestas en funcionamiento una vez Industria legalice la actual instalación eléctrica, el Pleno municipal apruebe el convenio y se materialice la contratación del mantenimiento de la infraestructura. Como ya se ha indicado, esta costosa intervención redundará en un considerable aumento del agua recibida diariamente por los depósitos de agua (se llenarían más rápido), no así en un incremento de presión (en estos momentos la presión enviada desde los depósitos es la máxima que admite la red).

 

Sin embargo, ello no es óbice para no SER CONSCIENTES DE VARIAS CUESTIONES:

1. La primera, y más importante, es la realidad climática que está sufriendo la “España seca, en cuyo centro está Valladolid y Aldeamayor de San Martín, sólo paliada por la relativa proximidad del Río Duero: Castilla y León acumula un 30% menos de precipitaciones medias que el valor normal de los últimos 40 años (el valor medio de la precipitación acumulada desde el pasado 1 de octubre hasta el 20 de junio se cifra en 270,1 litros por metro cúbico, un 30% menos que el valor normal correspondiente al periodo de referencia 1981-2010, que fue de 384 litros por metro cúbico), los 4,6 litros caídos en mayo sitúan este mes como el más seco desde el siglo XIX en Valladolid (el arranque de 2019 deja 92,6 litros, una cantidad inferior a la recogida en el mismo periodo de 2017, el año menos lluvioso de la historia; tan baja es esta cifra que sitúa el mayo de 2019 como el más seco desde el siglo XIX en la capital, hacía 140 años que no llovía tan poco en la ciudad; cuatro de los cinco meses del presente 2019 concluyeron con déficit acuciantes de lluvia y solo abril mantuvo el tipo con 51,4 litros -lo habitual son 46-). Además, parece que se trata de una tendencia y no de una circunstancia coyuntural.

2. La segunda, estriba en el hecho de que el Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín lleva suministrando durante el último mes a la UrbanizaciónEl Sotoun promedio diario de más de un millón trescientos mil litros de agua al día (1.301.935 litros/día): 611.613 litros diarios de agua potable y 683.871 litros diarios de agua de riego (de los cuales, al menos el 40% es agua realmente potable, introducida en el depósito de agua de riego para complementar las necesidades del sector, con lo que realmente se puede hablar de 885.161 litros diarios de agua potabilizada y 410.322 litros diarios de agua procedentes de las lagunas -el máximo que éstas pueden proporcionar-), para un total mensual de más de cuarenta millones de litros de agua suministrados a la Urbanización “El Soto” en solo un mes (extrapolados a un trimestre podrían alcanzar los ciento veinte millones de litros).

En términos relativos, considerando que residiesen en la Urbanización “El Soto” mil setecientos habitantes, el consumo diario por habitante resultante es de 766 litros/hab·día: 360 litros de agua potable y 402 litros de agua de riego (realmente serían 520 litros de agua potabilizada y 242 litros de agua sin potabilizar).

Respecto al mes de junio de 2017 (del que se disponen datos y fue parecido al de este ejercicio), la Urbanización “El Soto” consume un 22% más al día (un 11’74% más si nos referimos a litros por habitante).

Este gran volumen de agua consumido en la Urbanización “El Soto” por las viviendas, no se distribuye de forma más o menos homogénea, sino que se concentra en un pequeño porcentaje de viviendas: unas 50-130 viviendas de las 684, entre el 7% y el 19% (según el trimestre y el año) concentran los consumos superiores a 100m3, lo que produce varios efectos negativos: que ese escaso 20% de habitantes, al consumir tanto volumen de agua de riego diaria, dejan sin agua de riego al 80% restante de parcelas durante los días de mayor calor, que ese escaso 20% de habitantes, al consumir durante tantos minutos al día, reducen la presión de agua de riego del 80% restante de parcelas, y que el Ayuntamiento abona a Metrovacesa-DEINCASA un enorme volumen de agua, que cobra a los usuarios como de riego, a precio de potable, incrementando considerablemente el déficit del servicio.

3. La OMS considera un ratio óptimo máximo de 100-150litros/habitante y día, cinco veces menos que el agua actualmente suministrada a la UrbanizaciónEl Soto. Asimismo, el E.I.A. del Plan Parcial “El Soto” (elaborado por el promotor del Sector 12) contempla también una dotación de agua de 150 litros/habitante y día (que era -y debería ser- la que se proporcionase al sector: no contemplaban así que, pese a existir parcelas de 700m2,  éstas tuviesen 200-400m2 de césped, ni siquiera que las zonas comunes tuviesen césped, sino praderas arboladas).

Además, el Proyecto de Urbanización del “Plan Parcial El Soto” (sector nº 12 del Plan General de Ordenación Urbana de Aldeamayor de San Martín”), redactado por el arquitecto D. Julio Melero Huerta y visado por el Colegio Oficial de Arquitectos el 10 de mayo de 2005 (Plan Parcial del S.U.D. 12 aprobado por el Pleno de fecha 18 de diciembre de 2003 y, posteriormente, por la Comisión Territorial de Urbanismo CTU 120/2003, siendo publicado en el BOCyL de 3 de febrero de 2004), contemplaba un abastecimiento de 5 l/s, lo que supone un máximo de 432.000 litros/día para todos los usos, públicos o privados, para necesidades básicas y riego de zonas verdes/piscinas. De este modo, en los días de calor de verano, el suministro y consumo diario de agua de la Urbanización “El Soto” nunca es inferior (sumando los dos usos), a 1.000m3/día, con algunos días superando 1.500 m3/día, triplicando lo aprobado inicialmente para la Urbanización “El Soto” para su total ocupación. Este Plan Parcial no hace referencia alguna a zonas verdes privadas; en el caso de las públicas tan solo menciona que “el tratamiento de los espacios libres dependerá de su función. En todo caso, será obligatoria la plantación de arbolado en los espacios libres y zonas verdes”, no haciendo tampoco alusión alguna a la presencia de césped.

(Documentación original disponible en: 
http://servicios.jcyl.es/PlanPublica/lplanes.plau?municipio=470070001
http://servicios.jcyl.es/PlanPublica/ldoc_files.do?cDocId=281196)

4. Las obras de ampliación realizadas permitirán aumentar considerablemente el suministro de agua a la Urbanización “El Soto”, si bien este aumento, por muy sustancial que sea, no será infinito: si 1.500 parcelas pretendiesen regar a la vez 200-400m2 de césped cada una, independientemente de la sequía estructural que sufre esta región, no existiría infraestructura de abastecimiento capaz de garantizar un suministro de agua de riego constante para esas puntas de consumo en los días de mayor calor.

Además, esos cien litros por segundo es el máximo autorizado por Confederación Hidrográfica, por lo que, caso de crecimiento de las zonas urbanas ya aprobadas, no podrá ser objeto de ampliación especialmente si su fin es regar céspedes.

5. La vegetación potencial de Aldeamayor de San Martín no son en ningún caso céspedes ni praderas “siempreverdes”, pues requieren de altísimos aportes de agua que esta región, de forma natural, no posee. Por ese motivo, como ya se ha indicado en numerosísimas ocasiones (y el Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín pone en práctica en aquellas superficies verdes que diseña, en especial en el núcleo urbano tradicional, donde dispone de zonas verdes de más de 7.000 y 10.000m2 que no tienen un solo metro de césped, ni tan siquiera un aspersor, y la propia piscina municipal se riega con agua reutilizada de lluvia y de un sondeo de agua no potable -muy salina-), se recomienda encarecidamente, antes de que la propia escasez de agua no deje otra alternativa, priorizar xerojardines o jardines mediterráneos, mejor adaptados, con goteo, así como realizar riegos cortos fuera de las horas de máximo calor del día (evaporación).

La asimilación de “zona verde = césped” es muy equivocada.

6. Cabe recordar finalmente que, tanto la Ley de Bases de Régimen Local como el Reglamento regulador del Servicio de suministro de agua en el término municipal de Aldeamayor de San Martín, establecen como absolutamente prioritario y obligatorio el uso destinado a alimentación, aseo e higiene, sobre otros secundarios, como el riego de zonas verdes (siendo, en este caso, prioritario el de las públicas/comunes sobre el de las de titularidad privada) o el llenado de piscinas (ver BOP de sábado 6 de junio de 2015).

No existe duda alguna de que el agua de riego no es un bien de primera necesidad y, por tanto, ningún Ayuntamiento está obligado a prestarlo, aunque haga todo lo humanamente posible por hacerlo durante todo el año. De hecho, otros municipios, incluso de mayor tamaño que Aldeamayor, en estas fechas, no sólo tienen dificultades en suministrar agua para riego de zonas verdes, sino que sufren severas restricciones de agua potable (sin ir más lejos, el propio Ayuntamiento de Valladolid cuando el caudal del Río Pisuerga se ve mermado).

 

Desde esta Entidad Local, año a año, se intentan mejorar las infraestructuras de modo que se pueda asegurar cada vez el aporte de un mayor volumen de agua, instalando bombas más potentes en las lagunas, posibilitando trasvases de agua potable en los depósitos para su destino a riego, adecuando los jardines municipales a un menor consumo de agua, o con la nueva obra de aumento del caudal de agua enviado a la Urbanización “El Soto” desde el Río Duero.

Empero, con estos consumos actuales para riego, tanto diarios como puntuales, más aún si el sector crece, es absolutamente imposible asegurar un suministro continuo y eficaz de agua de riego todos los días de verano durante todas las horas del día.

 

Lo que se hace público para general conocimiento.